Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sakura Feudal [Élite]
Mar Mayo 06, 2014 10:32 pm por Invitado

» ¬_¬ se atreveran a leer nuestra ficha?
Vie Sep 13, 2013 8:30 am por Yuu Kurenai

» Compras Inesperadas! [Priv.Hitomi]
Mar Sep 10, 2013 9:31 pm por Lavi Bookman

» Holi a todos -Que originalplz-(?)
Sáb Sep 07, 2013 6:11 pm por Yuu Kurenai

» Ficha: Miku Zatsune
Sáb Sep 07, 2013 2:33 pm por Yuuki

» Nuevo Registro de físicos.
Vie Sep 06, 2013 3:18 pm por Miku Zatsune

» Todos deben firmar
Mar Sep 03, 2013 8:13 pm por Teuffel // Ross

» Dos ángeles: No necesariamente es un encuentro divino [Privado] [Emma y Kaito]
Mar Sep 03, 2013 4:58 pm por Emma White

» Cambio de pj
Sáb Ago 24, 2013 12:21 pm por Natsu y Morgiana

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Dom Jul 16, 2017 10:58 pm.
Afiliados Elite
Keyblader World Kuroi Bara A titulo Katekyo Hitman Reborn Rol Mundo de Rol
Afilados Hermanos

Ficha de Alex Van Hooke

Ir abajo

Ficha de Alex Van Hooke

Mensaje por Invitado el Miér Abr 18, 2012 8:33 am

◊Nombre:◊
Alexandro Cornelius [Alex]

◊Apellidos:◊
Van Hooke

◊Edad:◊
Aparenta & tiene unos quince o dieciséis

◊Orientacion sexual:◊
Homosexual {Suke}

◊Raza:◊
Híbrido de Shinigami & Demonio, aristócrata {Poner aristócrata en el rango}


◊Ocupación:◊
---

◊Familia:◊
Alejandro Van Hooke {Padre adoptivo; fallecido}
Mariam Van Hooke {Hermana adoptiva; fallecida}
Lilyana Van Hooke {Madre adoptiva; fallecida}

◊Descripción Psicológica:◊
Le suelen definir como un bloque de hielo; neutral, frío, serio & prácticamente sin rastro de haber sonreído en su vida. No es conocido por su facilidad a la hora de sociabilizarse con las personas ajenas a su vida; es más, puede llegar a ser incluso tímido. Cuando logra congeniar con alguien se suele mostrar borde & da poca conversación, pero simplemente es lo que antes se explicó, tímido. Claramente no carece de sentimientos, es capaz de sonreír a la perfección, incluso verse lindo, pero piensa que el enseñar lo que uno piensa o su forma de ser a los demás es una pérdida de tiempo inútil e incoherente. Adora molestar (a su manera) a la gente, sea de manera directa o indirecta; casi llega a ser parte de su ser, pues es casi una afición (o hobbie). Cuesta mucho sorprenderle o hacer que se ruborice, pues de tanto 'neutralizarse' ha creado una especie de coraza alrededor de su corazón, dificultándole demostrar todo tipo de sentimiento.

◊Descripcion Fisica:◊
Teniendo en cuenta su edad su estatura es mediana; su cuerpo, que posee una palidez & suavidad propias de un bebé, está simplemente bien formado, pero no se le llegan a notar músculos ni nada parecido, a no ser que esté haciendo un esfuerzo. Su delgadez no llega a ser alarmante pero no sobrepasa los cincuenta & cinco kilos. El cabello no le llega siquiera a los hombros, pero este es sedoso & brillante, puede llegar a no parecer real; de un color verde claro, casi mezclado con el azul. De orbes verdes, casi iguales a su cabello, estos casi nunca llegan a poseer brillo, parecen canicas que no muestran sentimiento alguno, como si fuese un adorno para su delicada tez. Justo debajo de los ojos (en ambos), partiendo de la pestaña inferior de estos tiene una especie de marca con forma de flecha curva negra, nació con ella así que no sabe el por qué de estas.

Spoiler:



◊Historia:◊
Spoiler:
Desde que posee consciencia ha estado en un orfanato en Inglaterra, aparentemente lo encontraron delante de la puerta de aquel establecimiento, dentro de una caja que berreaba, en su comienzo Alex era un niño alegre, que sonreía siempre & seguro de sí mismo. Siempre destacaba en todo, cuando jugaba con los demás, él siempre ganaba. Se llevaba de maravilla con sus compañeros & con las mujeres que se encargaban de ellos. Pero claro, había jóvenes que sentían celos de 'el maravilloso & perfecto' Alex, así que siempre le habían trastadas, bromas pesadas o hacía intentos de amargarle la existencia. Mas, él no era de esos, podía soportarlo todo, soltando una carcajada & diciendo- ¡No pasa nada, te perdono!- Eso solo había que las niñas se acercaran más a él & los celos aumentaran, pero para él todo el mundo eran buenos. El orfanato cada vez estaba más envejecido & nuestro pequeño héroe no llegaba a los cinco años, tenía que conseguirle una familia a sus queridos no-hijos pronto, sus bondadosos corazones no podían permitir que unos simples niños acabasen en la calle sin nadie.

Finalmente le había conseguido una familia a Alex, el niño maravillas, era una familia que anhelaban tener un hijo así, pero su mujer había tenido un accidente & le habían impedido tener hijos. Felizmente, fue adoptado, pero al llegar a lo que sería su hogar se encontró justamente lo contrario. Se trataba de un centro de prostitución ilegal para jóvenes, como él no tenía familia y, todo había que decirlo, su belleza destacada, había sido elegido para ejercer como tal, viéndose obligado a vender su cuerpo a gente desconocida que solo buscaba torturarle sin cesar. El primer día fue lo peor, le metieron en una habitación que carecía de los recursos necesarios para una vivienda; tuvo que esperar, a que al menos le trajeran la comida, pues estaba acostumbrado a eso. Lo que entró por esa puerta fue un hombre, el cual no conocía en lo más mínimo y que no le trajo la comida precisamente, era duro, no tenía compasión ni sentimientos. Estuvo en esas circunstancias un año y medio, fue en ese entonces cuando perdió la sonrisa que tanto decorada su lindo rostro. Había sufrido, llorado, gritado y suplicado tantas veces que ya ni siquiera se consideraba un ser humano. Harto ya de esa vida, decidió escapar de allí, aunque tuviese que dejar su vida en ello. Muchas fueron las veces en las que le tuvieron que encerrar en 'el cuarto de castigo' por intentar escapar, aunque este solo se componía de cuatro paredes, ni una sola vela ni siquiera una ventana (de ahí su claustrofobia). Con su mente ya corrompida, consiguió idear un plan con el que podría romper las cadenas que le ataban a ese lugar, causante de que ahora no conserve casi nada de la inocencia que debería tener un jóven de su edad. Llevó a cabo el plan, logrando su final tan deseado & ansiado, salir de allí; lo primero que hizo nada más salir de allí fue ir a su hogar, al orfanato.

Cuando llegó, lo único que pudo encontrar fueron escombros, mientras estaba en aquel establecimiento su 'casa' había quebrado, pues no le llegaban los fondos para criar a tantos niños, viéndose obligados a derribarlo. Ahora estaba desamparado, sin conocimiento de dónde estaban sus amigos del alma, ni las amables mujeres que le cuidaban, lo peor, sin nadie al que sonreír de nuevo. Días fueron los que estuvo andando por la calle sin rumbo fijo; tampoco pudo probar bocado & mucho menos una gota de agua. Los aristócratas le miraban por encima del hombro, como si solo fuera un desperdicio que no merecía vivir, de cierta manera así era. Una de esas veces en las que se tuvo que sentar en el con-nada-de-higiene suelo, una mujer se paró delante de él, agachándose hasta quedar a su altura; por un momento esperó una golpiza o algo peor, pero simplemente el silencio invadió la escena, levantó la mirada, para poder observar así a la bella mujer. Sus cabellos eran castaños & ondulados, casi parecían rizos perfectos. Sus ojos, igual que su pelo eran castaños, el brillo que estos poseían le había cautivado, nunca había visto a ninguna persona tan bella. Su sonrisa desprendía calidez, amabilidad & amor, pero la corta vida que llevaba le había enseñado que esa apariencia engaña la mayoría de la veces. Ella se limitó a tomarle de la mano & arrastrarle hasta su mansión. Era grande, nunca había visto ninguna casa igual, mas su rostro no mostraba en ningún momento sorpresa ,o alegría, nada; solo neutralidad, la nada. La mujer le dio un baño & comida decente, algo que agradeció desde el fondo de su corazón, pero acababa de salir de aquel tugurio para meterse en otro. La mujer, por el contrario se mostraba bastante alegre, como si fuera lo más normal del mundo tener a un niño vagabundo en la casa. -Oye, pequeño, ¿cómo te llamas?- Hasta su voz expulsaba oleadas de maternidad, se notaba que no era la primera vez que tenía a un niño entre manos- Alex...- Susurró, mirando a otro lado. Sus labios parecían no tener rastro de haber sonreír en mucho tiempo, así que ella, con el dedo índice de cada mano le dibujo una sonrisa en los labios- ¿Te gustaría quedarte, Alex?~-Él la miró atónito, por una vez desde hacía mucho tiempo se había sorprendido de verdad, pensaba que simplemente le daría un gusto & luego le echaría a patadas del lugar. -¿Q-Qué?-Dijo, mientras daba un paso hacia atrás- Lo que oíste, aquí tenemos sitio de sobre & yo ya no puedo tener más hijos, ¿te gustaría ser mi hijo, Alex?-Tenía que pensar eso muy, pero que muy bien. No quería volver a cometer el error tan grande de pensar que todo el mundo era bueno. Miró a su alrededor, esto no se veía tan mal como parecía & esa mujer, su sonrisa realmente le había hipnotizado. Asintió sin más; el pensarlo le había ayudado a saber que pertenecer a una familia de aristócratas le ayudaría a poder ser algo más que comida para otros & basura despreciable. Ese fue el cierre de lo que sería a continuación su vida.

Primeramente, su madre; Lilyana Van Hooke, una de las mujeres con más corazón de la tierra, capaz de sacarle una sonrisa al ser más oscuro del planeta (a él le hizo sonreír), que amaba a todo ser de la tierra & podía llenar una sala de luz con una simple mirada. Su padre; Alejandro Van Hooke, un hombre serio, con una gran habilidad mental & el que está a cargo de todas las cosas finanzas que albergaba la mansión, jardines & demás (que no eran pocas) pero que es capaz de sonreír como cualquier hombre feliz, ama a su mujer & a sus hijos, en especial a su hija.También tenía una hermana; Mariam Van Hooke, una niña sonriente & feliz, como lo salía ser él antes de aquello. También tenía una gran capacidad mental & física, era la descendiente de toda la herencia de la familia, así que debía estudiar muy a menudo. Por última & menos importante, Alezandro Van Hooke, el hijo adoptivo de los aristócratas Van Hooke, parece que últimamente está de mejor humor, ya sonríe & ríe como un niño normal, pero se dice que pasa mucho tiempo con la madre, no se separa de ella. Así era él, a la que más confianza le tenía era a la madre, la quería con locura, le había enseñado muchas cosas, en las que destacaban sobre todo volver a sonreír, adoraba la sensación que daba el decir cómo te sientes. Gracias a ella seguía vivo & eso se lo agradecería por toda la vida.

Todo empeoró un día, cuando su madre tuvo que ir se paseo sola con su hermana, para 'ir a por cosas importantes', horas después de estar encerrado en su habitación esperando a la llegada de su querida hermana & madre, su padre entró por la puerta; parecía agitado, enfadado & estaba llorando, nunca lo había visto así, así que se sobresaltó mucho, por un momento pensó en lo peor que le podía pasar ahora, pero no podía ser, no el podía pasar eso a él; no ahora que lo tenía todo, no, por favor. Le cogió por el cuello de la camisa, atrayéndole hacia sí- ¡Tu! ¡Tú las has matado! -Exclamó, mientras lo movía de un lado a otro, le empezaba a hacer daño. Él simplemente miraba consternado a lo que era su padre, realmente no quería creérselo- ¡Estúpido! ¡Por tu culpa...! ¡Por tu culpa están muertas! ¡Tu tenías que cumplir mañana años! ¡TU las has matado! -Había recibido una puñada en el corazón, había dejado de respirar por momento, no lo podía creer. Volvió su tez en una máscara de neutralidad que no parecía propia de él, por el contrario el hombre parecía que iba a estallar- ¡Pagarás por esto!- Dijo, lo único que recordaba a partir de ahí es que despertó en medio de un mar de llamas, el cuerpo de su padre yacía a su lado, ya calcinado por el fuego. Miró a su alrededor, no quedaba nadie, ni una sirvienta ni un mayordomo, como antes, se vio solo sin nada que hacer. Su cuerpo estaba lleno de moratones, sangre & heridas que seguramente habían sido causadas por su antiguo padre. Volvió a mirar las llamas, neutral, si lo pensaba no tenía lugar al que volver, así que lo mejor sería que muriese allí mismo, ¿por qué no? Finalmente sí que era escoria. Se acostó entre los brazos de las cenizas de su padre, cerrando los ojos- ''Moriré alrededor de aquellos que traicionaron mi amor'' -Pensó, lo siguiente solo fue oscuridad.

Ahora notaba frío, espera, ¿podía notar algo? ¿No se suponía que debía estar muerto? Entreabrió los ojos, tuvo que acostumbrarse poco a poco a la claridad, eso era Inglaterra, ¿había vuelto? ¿cómo era posible? Giró la cabeza, de alguna manera sabía que no estaba solo, varios metros más allá de él se encontraba un hombre, al cual no le pudo ver el rostro. Este le explicó en lo que le había convertido, un Shinigami, pero dentro de él había algo que no era normal, tenía genes de Demonio, así que ahora sería lo que se denominaría un híbrido entre estos dos. Le explicó dónde es encontraba el cuartel general de los Shinigamis. Al parecer hoy en día no importaba que fueras un híbrido mientras 'estés diseñado' para ser Dios de la Muerte. Simplemente escuchó todo con atención, ya llegaba a parecer un adolescente, así que no habría problema. Aceptó aquello, ya simplemente no le importaba nada de lo que le ocurriera o dejara de ocurrirle.

A veces se acuerda de lo mucho que quería a su madre, de todo el odio que pudo retener por una persona en menos de un día & en su hermana. Ahora vive en Inglaterra, ejerciendo como el único superviviente de los aristócratas Van Hooke, pero no sabe si ellos tenía otro familiar. Trabajaba como Shinigami, claramente, pero teniendo una inmensa suma de dinero todo se había más fácil. Había perdido completamente la sonrisa, ya no era ni siquiera capaz de mostrar sentimientos. Demasiadas lágrimas, demasiado gritos, demasiadas súplicas, demasiados sentimientos para una sola persona, ya no se fiaba de nadie, ni de la más sincera sonrisa, ni siquiera de el más rastrero personaje. Simplemente, había perdido lo que era ser una persona normal. Sospechaba que nunca encontraría a lo que se llamaba amor, sabía que le sería casi imposible volver a sonreír, pero, no le importaba lo más mínimo. Había aprendido por las malas que el sentir no era más que una pérdida de tiempo y así seguiría viviendo.




◊Disgustos:◊
-La gente aburrida.
-La gente demasiado hiperactiva.
-El frío en exceso.
-Mucho viento.
-Los helados.
-los sentimientos excesivos. {Solo cuando es en grandes cantidades}
-La sangre.
-Los lugares cerrados {Claustrofobia}
-El obligarle a hacer algo.
-Las mujeres que se creen lo mejor del mundo {Presuimidas}.
-Las mentiras.
-Ver a alguien llorar.

◊Gustos:◊
-El chocolate.
-El invierno sin mucho frío.
-El silencio.
-Que le dejen ser ''libre''.
-Poder elegir.
-Los lugares abiertos.
-El mar-
-Que le acepten tal & como es.

◊Armas:◊
Su mascota, llamado Al, es un gato negro con orbes amarillos, de cabello sedoso, bastante cariñoso & juguetón, como es típico de un gato puede llegar a ser muy independiente & malhumorado, pero generalmente acata las órdenes de su amo a cualquier costa. Como es típico de un gato sus uñas son bastante afiladas & es capaz de sacarlas cuando desee.

Spoiler:

Mas se trata de un gato demonio, el cual, si le influye la suficiente energía de él mismo, es decir, él hace alguna cosa que requiere bastante energía (como una ilusión de gran nivel) este lo devorara, consiguiendo así la energía requerida para volver a su forma demoníaca, la cual se trata de un cuerpo parecido al de los humanos con una lanza & armadura, el cual posee gran energía.
Spoiler:

-En cuestión a Al, solo puede mantener su forma real como mucho diez minutos, pues requiere de bastante energía propia & del dueño, consiguiendo que ambos pierdan gran parte de su fuerza. Si por algún casual se viera obligado a continuar así, ambos podría perder la consciencia e incluso quedar en algo parecido a un sueño duradero, como esto requiere muchos peligros no suelen utilizarlo, solo cuando es necesidad.




◊Habilidades:◊
Quimerismo: capacidad de crear ilusiones que engañan los cinco sentidos, afecta a varias personas.
Invocación: Capacidad de hacer aparecer objetos o cosas, en grandes niveles puede llegar a hacer aparecer seres vivos, pero esto agota mucha energía. Es capaz de hacer aparecer a su gato, Al siempre y cuando quiera, pero le es imposible hacer aparecer ''energía'' o derivados.



◊Limitaciones:◊
-Padece de asma, con lo que el sobre-esfuerzo o el frío en exceso le hace asfixiarse, suele olvidarse su inhalador así que corre un gran peligro cuando esto pasa.
-Si por alguna casualidad se viera en un aprieto / tuviera que utilizar la invocación más de diez minutos empezaría a debilitarse & perder fuerza hasta quedar por completo inconsciente, además de que le costará respirar, lo que le puede causar un ataque de asma.


◊Otros datos:◊
---



◊Nombre del avatar:◊
Fran
◊Nombre del Anime/Manga/Videojuego◊:
Katekyo Hitman Reborn!


''Las estrellas hablan en secreto con las letras que nadie conoce’’

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Alex Van Hooke

Mensaje por Sora Okimoto el Miér Abr 18, 2012 8:43 am

una excelente ficha asi que

FICHA ACEPTADA Y CERRADA
Bienvenido a Noche Eterna~



No se te olvide pasar por los registros




Sora Yasuki

Asi como ay desgracias por todo el mundo, estan sus recompensas mas sagradas, aunque algunas personas se aprovechan de ello
avatar
Sora Okimoto

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 19/01/2012
Localización : Sora: Atras de ti // Itaros: CON SORA!!//Minako: En mi botella
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.